Expandir/Contraer bloque Inicio de sesión
Usuario
Contraseña
 
Expandir/Contraer bloque cursos seleccionados
No se han encontrado datos
 
Expandir/Contraer bloque Información para el módulo "efront-373"
Descripción: El curso de consumo de drogas y alcohol en el mundo laboral es de carácter introductorio, que presenta los conceptos básicos para la prevención del consumo de alcohol y otras drogas y el desarrollo de una cultura preventiva en la organización, dejando de manifiesto la importancia de prevenir el consumo de sustancias, fortaleciendo la calidad de vida laboral en sus lugares de trabajo.

A quién está dirigido: trabajadores y jefaturas de organizaciones públicas y privadas que les interese abordar la prevención del consumo de sustancias en el lugar de trabajo.
Objetivos: Los objetivos de aprendizaje son:

• Conocer el concepto de calidad de vida y su relación con el consumo de drogas.
• Identificar conceptos centrales relacionados con las drogas, y su clasificación.
• Conocer las principales características del consumo de drogas y alcohol en Chile.
• Describir el concepto de prevención y estrategias efectivas para implementar en contextos laborales.
Asignaciones: 1. Las clases auxiliares deben realizarse de preferencia los días miércoles en cualquier bloque horario. De no ser posible esta asignación, se pueden realizar en cualquier día y bloque horario.
2. Se debe evitar, en lo posible, asignar cursos individuales, sino grupales con comentarios en el foro del aula, proyección de videos.
Temas: 1.- Prevención en Espacios Laborales
El trabajo juega un rol significativo y positivo en la vida de las personas: satisface las necesidades básicas, proporciona relaciones sociales, brinda una red de apoyo, entrega la posibilidad de experimentar la iniciativa y la creatividad, despliega habilidades y aumenta la autoestima, entre otras cosas. Sin embargo, también se puede convertir en un factor de riesgo para el consumo de alcohol y otras drogas, debido a la falta de reconocimiento laboral, sobrecarga de tareas, turnos excesivamente largos, desmotivación, clima laboral negativo, etc.
En este sentido, hacer prevención al interior del ambiente de trabajo implica no sólo abordar las condiciones laborales que pueden estar actuando como factores de riesgo al consumo de alcohol y drogas en las empresas y servicios públicos, sino también abordar el fortalecimiento de los factores protectores en la cultura organizacional.
La prevención del consumo de alcohol y otras drogas es una tarea que involucra a todos los miembros de una organización, sea ésta una institución pública o empresa privada. Una organización que se asume como preventiva innova en la mirada para tratar el tema de la prevención del consumo de alcohol y otras drogas, transitando desde un enfoque centrado en factores protectores que puedan evitar y/o retrasar la aparición de tales conductas, en donde las condiciones del entorno también ejercen una influencia en la salud de todos los trabajadores.
Por lo tanto, en el contexto laboral, la cultura preventiva puede definirse como el conjunto de creencias, actitudes y prácticas, compartidas por los miembros de una organización, que se expresan en patrones de comportamiento que ayudan a promover una conducta saludable respecto del consumo de drogas y alcohol (SENDA, 2012).
Una cultura preventiva es una actitud colectiva que se construye a través de procesos sociales con una mirada a largo plazo, en donde existe la voluntad y capacidad de ejecutar estos cambios y de ser coherentes en sus decisiones y en la práctica organizacional. Implica considerar las características de una población, incluyendo sus estilos de vida, tradiciones, creencias, actitudes y prácticas como referencias esenciales para la generación de estrategias de intervención en la organización.
2.- En Nivel Comunitario
La Iniciativa de Prevención Comunitaria se ejecuta en poblaciones que residen en comunas y barrios de alta vulnerabilidad al consumo y tráfico de drogas y alcohol con el objetivo de fortalecer el nivel de movilización de la comunidad para abordar la prevención, promoviendo el involucramiento activo de los miembros y grupos de la comunidad en la planificación y ejecución de las acciones de preventivas. El enfoque de prevención comunitaria propuesto, hace partícipe a la comunidad en el fortalecimiento de redes de protección en el barrio con el fin de fortalecer los factores protectores comunitarios y de los niños, niñas, jóvenes y sus familias frente al consumo de drogas y alcohol.
Población objetivo
La iniciativa está dirigida a comunidades (niños, niñas, jóvenes y familias) pertenecientes a barrios focalizados por el SENDA-Previene para desarrollar prevención comunitaria.1 Se considera prioritariamente a barrios que presentan características de vulneración social y factores de riesgo que elevan la probabilidad de iniciar o intensificar el consumo de drogas y alcohol en niños, niñas y jóvenes que lo habitan.
1. Componentes
Movilización Comunitaria: Este componente ofrece una propuesta de trabajo, con énfasis en la participación e involucramiento comunitario. La iniciativa apunta a fortalecer la participación e involucramiento comunitario en torno a la organización comunitaria, planificación y ejecución comunitaria y participativa de actividades de prevención del consumo de drogas y alcohol, impulsando acciones desde una mirada integral que promueva la protección, desarrollo y participación de las personas, familias y comunidades. Las etapas de implementación del componente son: Presentación municipal y preparación para la intervención, identificación y vinculación con agentes clave del barrio, conformación de Grupo Barrial Preventivo, diagnóstico participativo con la comunidad, planificación con la comunidad, ejecución del Plan de Acción con la comunidad, y evaluación anual con la comunidad.
Estrategias Comunitarias y Familiares: Este componente se enmarca en la línea de prevención comunitaria con familias y orientada a fortalecer el rol preventivo de las redes de familias en la comunidad mediante el reconocimiento, valorización y promoción de sus vínculos de confianza, dinámicas de pertenencia y soportes de apoyo social. La iniciativa desarrolla la función parental en la familia y la comunidad, con énfasis en la construcción de redes de adultos responsables basadas en la confianza, el apoyo y la reciprocidad frente a la protección y promoción de la niñez y la juventud. A través de esta estrategia, se apunta a aumentar los recursos familiares y socio-comunitarios presentes en la comunidad, mediante el fortalecimiento de redes, confianzas, vínculos intergeneracionales, aumento de los niveles de participación y promoción de prácticas congruentes de crianza entre los adultos responsables de la comunidad.
Recursos: Para efectos del enfoque propuesto se desarrollara con aulas virtuales de entrenamiento, apoyados en las plataformas E learning, con miras a desarrollar iniciativas de prevención comunitaria en oficinas, organizaciones e industrias, entenderemos el ambiente laboral como: “un sistema o grupo social de raíz local, diferenciable en el seno de la sociedad de que es parte en base a características e intereses compartidos por sus miembros y subsistemas que incluyen: localidad geográfica (vecindad), interdependencia e interacción psicosocial estable y sentido de pertenencia a la comunidad, e identificación con sus símbolos e instituciones”
Otra información: Sánchez, A. (2007). Manual de Psicología Comunitaria, un enfoque integrado. Barcelona, España: Ediciones Pirámide. Pág. 84.
Método de aprendizaje: Metodologia ONLINE :
El programa de formación consiste en una sesión individual o en grupo. Se forma los participantes en:
• Qué son las diferentes situaciones de riesgo que pueden conducir a una sobredosis. Se hace hincapié en los riesgos personales de cada uno de los drogadictos y a recomendar estrategias individuales para prevenirlas.
• La manera de identificar cómo es una sobredosis.
• Qué acciones tendrían que hacer cuando presencian una sobredosis por cocaína o heroína. Esta parte se hace de manera práctica mediante un juego de rol en que los usuarios entran en contacto con el material que hay que utilizar durante la sobredosis y los problemas que pueden surgir.
Durante la sesión, se explican de forma separada los síntomas de sobredosis por sustancias depresoras (centrado en la heroína) y por sustancias estimulantes (centrado en la cocaína) y las acciones que se pueden llevar a cabo. Los usuarios son evaluados con un cuestionario breve para determinar si han adquirido una comprensión básica de la prevención y la asistencia ante una sobredosis, incluyendo las características y el uso de la naloxona.
Con el objetivo de llegar al máximo número de consumidores de alcohol y drogas y, sobre todo, a los de más riesgo, cada vez más se promueve hacer sesiones individuales, aunque no estén programadas, por ejemplo, desde la casa, con los educadores. Esta formación tiene el apoyo de una guía de consejo breve sobre la sobredosis por heroína y la intoxicación por cocaína. Esta estrategia se basa en el hecho que la formación es muy sencilla.
A los participantes que muestran que han adquirido los conocimientos básicos se los da un botiquín- kit de actuación en caso de sobredosis que los permite actuar en una sobredosis por alcohol. También reciben un carnet de agente de salud en sobredosis, válido por un año. Finalizado este periodo se los proporciona una formación de reciclaje si es necesario. Esto permite reforzar los conocimientos y trabajar las dificultades con que se pueden encontrar.

Idioma: Español
Profesores: MIRELLA LAFEBRE
Unidades: 4, Proyectos: 1
Contenido de el módulo
Inscríbete Inscríbete